jueves, octubre 14, 2010

¿Porqué me gusta tanto la Montaña?


Fué en aquel entonces, rescatado después de cuatro meses atrapado en la Montaña y descansando en su Caribal, cuando preguntaron aquellos salvadores tan inmersos de cotidianidad, que parecieran sordos y ciegos a tanta belleza:
  • Y ¿porqué le gusta tanto la Montaña, don Von?
Deseaba que aquella mi boca llena con impotencia muda, compartiera de su Vida los colores y de su Existencia la música, a unos ojos que por tedio ven sin mirar, a unas orejas que por tedio oyen sin escuchar ···
··· pos: ¡Por todo ésto!

10 comentarios:

  1. pues todo eso es el mejor otivo para que guste la montaña..

    maravillosa montaña..

    ResponderEliminar
  2. QUE BELLEZA SIERRA GORDA !
    GRACIAS POR COMPARTIRLA CJ

    ResponderEliminar
  3. http://www.turismodecanarias.com/islas-canarias-espana/web/videos/

    Hay preguntas un poco gilipuertas.
    Don, Maravilloso video. Te dejo un enlace para que nos visites.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué maravilla! Y vaya fotos, son impresionantes.

    ResponderEliminar
  5. ¡Maravillosa Sierra Gorda!! ¡qué bosques! ¡qué todo!

    Cuanto menos guste la montaña, mejor estará la montaña. :)

    ResponderEliminar
  6. Buen video; aunque faltan mosquitos, garrapatas (agarran todo además de las patas!) y otras amenidades como las hormigas de fuego...(defensores de la montaña digo yo; te dejas picar 15 días y te aclimatas, o te aclichingas!) El secreto está en NO rascarse... ni antes dormir ni nada!

    ResponderEliminar
  7. los que nos recataron eran Lacandones (llamabos Caribes entonces -1958) que no conocíamos antes. Supuestamente su Selva era territorio inexplorado...más bien, su Territorio era Selva inexplorada por "civilizados" (incultos los civilizados!) Estaban deseosos de conocer ciudades... querían radios de pilas, camionetitas, cámaras...

    Hace un mes nos visitó nuestro amigo Huichol con su celular y manejaba excelente la Compu de Vicky. Se modernizan sin perder su cultura tan peregrina. Los Lacandones fueron absorbidos, ya casi desaparecieron por tristeza al perder su Selva... se les fué el Tigre.

    ResponderEliminar
  8. O te aclimatas, o te aclijodes (en Mexican caló = aclichingas)

    ResponderEliminar

Binvenido: toma asiento y bebe un cafecito.