martes, 17 de diciembre de 2013

el Cielo ¿porqué está tan lejos?

Al comienzo de los Tiempos el Cielo estaba tan cercano a la Tierra, que la gente con solo estirar el brazo ya lo tocaba. Así de cerca, el Cielo protegía animales y plantas del cálido y pesado rayo del Sol, de las tormentas y de los vientos fríos.

Un día, las mujeres se pusieron a moler grano con grandes palos que terminaban en una maza. Los levantaban para moler el grano contra una piedra. Cada vez, la punta de los palos agujereaba la superficie del Cielo y le provocaba mucho dolor; no le hizo ninguna gracia y se enfadó mucho:

‘‘ ¡Ey! Esténse quietas. Paren sus golpes con tantos palos. ¿No ven que me están dejando como colador? ’’

Las mujeres, concentradas en su trabajo y ensimismadas por una hermosa canción, no lo escucharon y seguían con su molienda, agujerándolo aún más por aquí y por allá.


El Cielo ya no aguantaba tanto dolor y se impulsó hacia arriba alejándose cuanto pudo de la Tierra, hasta llegar a donde hoy se encuentra.

A partir de ése momento, los seres de la Tierra quedaron a la merced de los elementos: del calor y del frío, de la lluvia y de la nieve, del viento y de las tempestades.

Las Estrellas, son ésos agujeros que hicieron las mujeres contra la superficie del Cielo, mientras molían al grano con sus mazos.

Las Nubes, colaronn su agua por los agujeros del Cielo y comenzó a llover sobre la Tierra. Ellas le rogaron al Cielo entonces:

‘‘¡Por favor, no dejes que nos moje tanta agua!’’

Y el Cielo respondió:

‘‘¡Cómo no la voy a dejar pasar, si los seres de la Tierra no pueden vivir sin agua’’


Así que por causa de las mujeres, el Cielo se alejó hasta lo más alto. También es verdad que si ellas no lo hubiesen agujereado, no llovería y toda la Tierra sería un desierto.

Cuento popular de Somalia.
Música Tradicional de Somalia

3 comentarios:

Lidia Castro Hernando dijo...

Qué cuento interesante, Jean. Seguramente pertenece a os relatos y mitos de Somalía. Enternecedor!! Me gustó. Lidia

Tara dijo...

Precioso cuento Lobo.
Por cierto, acabo de ver a Lidia Castro por ahí...le mando un saludo.
Besos grumete, de tu capitana.

Jean Loup dijo...

Leyéndote Capitana, voy por el IV apenitas. ENCANTADO y EMBRUJADO, ya quiero que sea maniana, ninia, para leer el V.
Besitos Capitana, del Grumete.