domingo, 18 de enero de 2015

18 de Enero, 2015 - Apagando los Cazahuates Encienden las Jacarandas


Desde el maratón Guadalupe-Reyes, convivimos con nueras Min y Wenndy e hijos Jean y Álex, regularmente. Además de estimular al sentido del humor, le crea recuerdos al corazón. Álex (el Chef) encontró dónde hacen aquél pastel que hacía Line (mi madre) y que no había vuelto a probar ni a encontrar más, desde que Line cambió la Repostería por la Minería, hace ya 35 años.

Álex preparó como primer plato el MEJOR BiFTEC TARTAR de mi Vida, desde que lo preparaba Line allá en Madrid (hace 60 años ). Fué la primera carne terrestre -ya comía salmonete de río- que pude digerir, terminando aquellos años a puro arroz blanco (desayuno-comida-cena acompañado con tés horribles) para cicatrizar mi sistema digestivo. Pero Line usaba el "viejo truco" de hacerlo con carne de caballo como originalmente debería prepararse. Y por acá, sólo hay ganado vacuno para surtirnos carne roja.

El mejor Tartar es de Álex (por ser de ahorita), por estar igual (ni mejor-ni pior, la neta) que'l Tartar de Line, aunque sin encontrar carne de equino. No sé qué truco pero espero que se repita: con carne de caballo ¡hasta Line pedía la receta de Álex! me cae. También debo felicitar a nuestro carnicero local, porque decidió qué carne sería mejor para ésta empresa cumpleañera. Con una chimenea de barro por la noche y un jardín verde por el día, como tantas otras veces desde mi niñez mi adolescencia y mi juventud, afloraron un verdadero caudal de convivio tras convivio, una larga cadena de tertulias en cotidianidad familiar.

Comencé Mi DESTiNO EN CHEVREUSE, escapando al bosque para alimentar perritos (de Lobos). Comíamos carne de caballo-(de tiro) y fresas silvestres machacadas sobre rebanadas de pan casero, junto a la chimenea de piedra. En aquella finca, mi hermana mayor y Line hacían diariamente el establo, surtían leña y agua, ayudando al par de ancianos que me enseñaron a ver la Vida, al adoptarme como nieto durante mis primeros 5 años.

En Alpes, no sólo con la chimenea de barro sino la pared del jardín era igualmente verde y con bosque en la barranca, comiendo algunos Príncipe Alberto, a veces una tártara anque de res y las mismas fresas machacadas sobre muy buena baguette, ya sea en familia o entre amigos cercanos (antes de irnos al Tizoncito por 33 tacos ¡qué apetito!). Eran convivios agradablemente intemporales y cotidianos.

Nada como éste fin de semana con toda nuestra familia inmediata. Éste Presente ¡¡Sí es regalo y no mamadas de la Casa Blanca!! De día, apagando los Cazahuates encienden las Jacarandas y de noche, encienden la chimenea apagando los fríos. Bebiendo y comiendo, la vida es más sabrosa. Son 72 AÑOS que vale la pena vivirlos como éste "Finde" que a tantos y tantos otros resucitó...anque no sean sólidos ni visibles, también les gustan los sabores colores aromas y tertulias: son nuestros Recuerdos.

Hasta mi compadre Lucio ayudó con las rajas de leña...cuarenta años hace que después del Temazcal, desayunamos frente al Tlecuil y al fondo, entre las costaneras de su cabaña del bosque, el Popocatéptl tapaba la salida del Sol. Al fijarme en los camarones(gambas) fritos tan sabrosos que desayunaba, noté que eran chapulines(saltamontes)...


...a ver si así se me quita lo gruñón...

1 comentario:

Tara dijo...

¡Cómo me gusta tu casa! es que dan ganas de pasar y quedarse. Una casa hecha por ti a golpe de mano , buen hacer y cariño.
Y ya si me cocinas te juro que me quedo pasiempre así que más vale que no entre.